Reseña teatral: P.I.B.

P.I.B (Producto Ibérico Bruto). Función jueves 15 de mayo. Viento Sur Teatro (Sevilla). I Muestra de Teatro con Orgullo.
Actrices: Mariki Fernández y Aida Santos-Allely.
Texto, Dramaturgia y Dirección: Las Ibéricas Cía.
Música original y Sonido: Ico Rocha.
Diseño Imagen: José Antonio Bengochea.
Escenografía: Las Ibéricas Cía.
Producción: Las Ibéricas Cía.

El arte del expurgo a base de copla y mantilla
No les pudo el sofocante calor ni el día festivo del que disfrutaba la ciudad. La sala de Viento Sur Teatro se llenó para presenciar este espectáculo con denominación de origen gaditano. Rita La Mangaora y Roció Hurta, dos folclóricas corruptas que acaban de cumplir condena en la cárcel por blanqueo de capitales entre otros delitos, se presentan ante su público para estrenar su propio programa de televisión, P.I.B. (Producto Ibérico Bruto). Un espacio en riguroso directo y donde pondrán todas sus ganas para poder llegar a cumplir el sueño que tanto habían perseguido; conseguir el éxito y la fama que tanto ansían una tonadilleras, así como el reconocimiento de la audiencia.

presasNuestras protagonistas no tardan en hacerse notar en la escena, de hecho, durante todo el espectáculo son pocos los momentos en los que el ritmo deja al público descansar. Mariki y Aida, actrices que encarnan a estas presas, desempeñan un trabajo muy elaborado sobre la escena. Y si algo nos dice el desarrollo del espectáculo es que estamos antes un proceso muy vivo, donde la creación colectiva y la investigación sobre esos personajes tan histriónicos es algo fundamental para el devenir del proyecto.

Desde luego, no estamos ante un espectáculo de comedia al uso, a pesar de que la risa del espectador no para de escucharse y llenar de momentos improvisados la acción, estamos ante una obra que va mucho más allá del entretenimiento. Estas dos jóvenes creadoras saben sacarle todo el jugo al tema y, además de sorprender el juego con el lenguaje que durante toda la obra tiene al público expectante, tienen un discurso muy crítico e incisivo para con la actualidad política y social española. El texto tiene el acierto de llevar a cabo una crítica no solo a esas dos tonadilleras, símbolo de lo más rancio y arcaico de este país que se aprovecha de su estatus social, ya sea de político, futbolista o cantante para mangarnos con total impunidad, sino también una crítica al que les observa desde la butaca. A aquel que no solo se lo permite, sino que se regodea en su propia ignorancia y les baila el agua.

las presas 2Bien es cierto, que esta secunda visión el público quizás la percibe menos, o directamente no la quiere percibir, pero esto hace que estemos ante un espectáculo distinto y sobre todo muy arriesgado y transgresor. No podemos tachar a la propuesta precisamente de falta de valentía. Mariki y Aida, además de plantear esta crítica llevan grandes dosis de absurdo de una manera brillante, dejándolo todo sobre el escenario. Aunque, bien es cierto que, en algunos momentos el espectáculo pediría un poco de más calma para dejar a las actrices desenvolverse de una manera más pausada, cosa que no les resultaría difícil ya que ambas demuestran controlar no solo el espectáculo sino la interacción con el espectador, algo que al desarrollo de la obra alimenta mucho.

Las Presas Ibéricas ponen sobre las tablas una propuesta que es muy poco visible no solo en la escena andaluza, tan poco acostumbrada a programar este teatro tan comprometido, sino en la escena española. Tenemos que irnos a proyectos (compañías-salas) muy consolidados y muy concentrados en la capital española para encontrar propuestas que de una manera tan humilde, clara y directa nos ofrezcan una propuesta de estas características.
No le pierdan la pista a estas Ibéricas porque seguramente pronto volvamos a escuchar hablar de ellas.

 

Reseña: Alberto Mejías
Fotografía: La Compañía.

Anuncios